Pastor Belga Malinois – Características

Pastor Belga Malinois – Características

Elegir un animal de compañía puede ser todo un desafío ya que hay muchas variables que se deben tomar en cuenta para que disfrutemos plenamente a nuestra mascota y ella tenga una vida feliz y saludable a nuestro lado.

Por esa razón es ideal que conozcas todas las características de una raza antes de decidirte por un ejemplar de ella.

A muchos les resultan particularmente atractivas las razas de perros pastores y atendiendo esto, en este artículo vamos a revisar todo lo que necesitas saber sobre el pastor belga malinois antes de optar por tener uno de estos perros.

Origen:

Esta raza es oriunda de Bélgica, específicamente de un poblado llamado Malinas y en sus orígenes fue usada por los artesanos y granjeros para guardar sus pertenencias y sus rebaños de ganado.

En aquel entonces los perros de gran tamaño estaban reservados para las personas nobles o muy adineradas, así que esta opción, de tamaño medio, era una de las más elegidas por los demás ciudadanos, quienes los fueron entrenando para realizar trabajo de pastores y guardianes.

Comportamiento:

Por esta razón los ejemplares modernos de esta raza continúan teniendo un fuerte instinto guardián, cosa que puede ser ideal si en tu caso requieres un perro protector.  De hecho esta raza de perro es frecuentemente usada por organismos de seguridad en la detección de drogas, ya que tienen una gran capacidad de trabajo.

Los pastores malinois son perros amigables, con mucha energía y fortaleza, necesitan ejercicio constante para mantenerse sanos y alegres, por lo que es ideal si tienes un jardín o espacio donde pueda correr y jugar.

Cómo cuidarlos y dónde deben vivir:

También puede vivir en apartamentos o casas pequeñas pero teniendo en cuenta que es necesario que pueda salir con frecuencia y ejercitarse.

Además requieren un entrenamiento adecuado desde que son cachorros debido a que disfrutan persiguiendo cosas o atrapando presas, por lo que pueden desarrollar hábitos indeseables como perseguir o mordisquear los objetos o personas que se mueven a su alrededor. La buena  noticia es que esta raza es conocida por su facilidad para ser entrenados y aprender cosas nuevas.

Si decides tener uno de estos perros debes tener el tiempo y la disposición necesarios para entrenarlo y que se adapte plenamente a tu hogar.

Aunque los pastores malinois son perros muy cariñosos y sociables, por su energía y contextura física, suelen ser bruscos al jugar o ejercitarse por lo que es recomendable vigilar su interacción con niños pequeños y la misma debe formar parte de su entrenamiento básico.

Características físicas:

En cuanto a sus características físicas esta raza es de tamaño mediano, los machos generalmente no superan los 34 kg de peso y las hembras suelen alcanzar unos 27 kg. Su pelaje es corto, duro, liso, de doble capa y muy espeso. Suelen tener una vida media de entre 10 a 12 años.

La cola, el hocico y las orejas presentan un tono en el pelaje más oscuro que el resto del cuerpo cuyo color puede estar entre beige y caoba.

Higiene:

En cuanto a la higiene; es necesario cepillarlo al menos dos veces por semana, tomando en cuenta que muda todo su pelaje en dos oportunidades durante el año. Se debe bañar con frecuencia y mantener las uñas cortas.

Alimentación:

Con respecto a su alimentación, es importante tomar en cuenta el tamaño del animal y los requerimientos propios que pueden ser sugeridos por el veterinario. Cuando es un cachorro es necesario que reciba pienso especialmente diseñado para esa etapa.

Sin embargo, una vez que ha crecido, lo común es suministrar entre 400 y 550 gramos de pienso al día que puede dividirse de acuerdo a las necesidades del perro, pero lo ideal sería dividirlo en dos porciones en diferentes momentos del día, pueden ser la mañana y la noche.

Se puede alternar y combinar el uso de pienso seco o húmedo para que el perro tenga un menú más variado y disfrute su alimentación. Es muy importante respetar las cantidades de pienso sugeridas por el fabricante o el veterinario de manera que el perro no desarrolle obesidad.

Además debe tener disponible para consumir una cantidad generosa de agua limpia y fresca, a razón de entre 80 y 100 mililitros de agua por cada kg de peso, para que se mantenga en condiciones óptimas.

Enfermedades:

Con respecto a la salud, hay que tomar en cuenta que los animales de esta raza son propensos a desarrollar parasitosis, sobre todo si está en contacto con comida descompuesta o agua inadecuada, por lo que hay que ser especialmente cuidadosos con esto.

Puede además desarrollar algunas enfermedades propias de los perros de ese tamaño como displasia de cadera y de codo que pueden causar cojera.

Lo ideal es realizar visitas periódicas al veterinario para que su salud siempre esté en óptimas condiciones y puedas disfrutar de la compañía de este hermoso animal por mucho tiempo.

Deja un comentario