Sarna en perros

En general la palabra sarna se utiliza para describir todas aquellas enfermedades contagiosas causadas por ácaros que se alimentan de la piel y sus descamaciones, produciendo un picor intenso.

   La sarna es contagiosa tanto en perros jóvenes, como en perros con problemas en su sistema inmunitario o patologías de la piel,  igualmente en perros  que viven en condiciones poco salubres, hacinados y sin medidas de higiene. Los ácaros responsables, se reproducen rápidamente e invaden áreas específicas de la piel del perro, provocándoles tanto picor que pueden llegar a causarse heridas.

La sarna, también denominada «escabiosis canina»  es ocasionada por  Sarcoptes Scabici Var Canis, un ácaro capaz de excavar milimétricas  galerías en la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la sarna en los perros?

  • Picazón intensa o prurito.
  • Enrojecimiento de la piel e inflamación.
  • Pérdida del pelo en zonas como las patas y el estómago.
  • El perro puede hacerse heridas él mismo, al tratar de eliminar el picor.
  • Zonas con heridas sangrantes

Tipos de Sarna Canina:

    Hay diferentes tipos de sarna, en el caso de los perros básicamente nos referimos a tres, que son:

1.   La Sarna Ortodéctica:

Con esta sarna nos vamos a encontrar con un perro que tendrá  mucho picor en las orejas, así que por tanto sacude mucho las mismas, se las rasca y puede llegar a hacerse heridas fuera de ellas, dentro  vamos a ver que la piel va a estar rojita, muy irritada, vamos a notar una cera de color negro con aspecto de arena.  

Si llevamos nuestro animal al veterinario, él tomará una muestra, la colocará al microscopio y se podrán ver los ácaros que se mueven.

Para tener una idea de lo molestoso que esto puede llegar a ser, si estas durmiendo y te pasa un mosquito cerca de la oreja y te despierta, imagínate tener no uno, sino a millones dentro de tu oreja    moviéndose, alimentándose y reproduciéndose.   ¡Molestaría!

2.   Sarna Demodécica:

Causada por ácaros del género demódex, que se encuentra de manera natural en la piel y los folículos pilosos de los perros.   Solamente provoca la enfermedad cuando el número de ácaros se multiplican en exceso debido a una baja de defensas, a causa de otras enfermedades               subyacentes.  También existen animales predispuesto genéticamente  como los de raza pura y pelaje corto, y no es contagioso a los humanos.

Existe una de forma localizada, que normalmente se resuelve por si sola en unos meses, y otra de forma generalizada que viene siendo más grave, y se extiende por todo el cuerpo.

3.    Sarna Sarcóptica:

También denominada «escabiosis canina», está causada por Sarcoptes   Scabici Var  Canis, este tipo de sarna puede afectar a otros tipos de especies como el gato o el zorro y es transmisible al ser humano.

Tratamientos y Cuidados

El tratamiento de la sarna canina debe enfocarse en dos procesos claves, la terapia en el animal, y la higiene en el entorno.

La terapia farmacológica acaricida, está indicada en todos los casos de sarna a excepción de la sarna Demodécica localizada, que en la  mayoría de los casos remite de manera espontánea en uno o dos  meses.

No obstante, se debe controlar de cerca, ya que en algunos casos  puede evolucionar a una forma generalizada que requiera una terapia intensiva.

Los principios activos más utilizados son las lactinas macrocíclicas (ivermectina, moxidertina, milbemicina), por vía oral o tópica, en forma  de spray o pipetas sobre la piel.

Actualmente se han desarrollado nuevos fármacos muy seguros, que se administran cómodamente por vía oral, como el afloxalaner o el sarokaner, que además de combatir pulgas y garrapatas, han demostrado ser eficaces frente a los ácaros de la sarna.   Adicional a esto, se deben usar antibióticos para evitar las infecciones asociadas por bacterias, y zampo anti seborreico para ayudar a eliminar los restos de caspa de la piel del canino.

Cuidados Básicos del Perro con Sarna

El cumplimiento del tratamiento debe ser estricto, aunque sea largo, para evitar que vuelva la enfermedad, y debemos acudir periódicamente al  veterinario para los controles y así verificar la eficacia del tratamiento. En conjunto con esto, hay una serie de cuidados del perro con sarna que ayudará a mejorar su calidad de vida.

  • Procuremos mantener limpio el ambiente y evitar que tenga contacto con otros animales y personas si padece de sarna contagiosa.
  • Una buena alimentación y los suplementos con ácidos grasos, pueden ser útiles para mantener en buen estado la piel y el pelo.
  • En los caninos con sarna demodécica, es importante evitar situaciones de estrés

Deja un comentario